El desafío de la cuarta revolución industrial en América Latina

10 septiembre, 2018 | Internacional, Todo CIC4.0 | , , , ,

La brecha que separa a América Latina de los países de la OCDE en términos del producto bruto está creciendo. Si bien el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de América Latina entre el 2003 y el 2016 ha crecido en un 48%[1], la brecha entre la región y los países de la OCDE  ha crecido de US$ 23.117 en el 2003 a US$ 28.553 en el 2016. La clave para acelerar el crecimiento económico de la región reside en el aumento de la productividad, muy estancada en los últimos 15 años.

La digitalización de procesos productivos y adopción de tecnologías digitales avanzadas contribuyen al crecimiento de la productividad laboral y multifactorial. Un aumento del índice de digitalización de 1% resulta en un incremento de 0,32% en el producto bruto interno, de 0,26% en la productividad laboral, de 0,23% en la productividad multifactorial y de 0,09% en la contribución de las TIC a la productividad laboral[2]. La aceleración en el desarrollo de la digitalización representa la palanca fundamental para el aumento de la productividad multifactorial y el correspondiente “catch-up” de América Latina con los países de la OCDE.

La revolución de los modelos productivos

Los modos de producción de bienes y servicios están siendo transformados a partir de la asimilación de tecnologías digitales. El análisis de la innovación tecnológica ocurrida desde mediados de la década del siglo XX permite identificar tres ciclos distintos[3]. 

El primero, fundamentado en las tecnologías informáticas, la banda ancha y las telecomunicaciones móviles,  permitió la automatización de funciones discretas como el manejo de inventarios y la gestión de líneas de producción. Al mismo tiempo facilitó la deslocalización de funciones, permitiendo la optimización en el acceso a factores de producción. El segundo ciclo – basado en la introducción de Internet – permitió reconfigurar los procesos productivos, optimizando costos masivamente y permitió una mejor llegada al consumidor. El tercer ciclo – conformado por un conjunto de tecnologías llamadas de avanzada, que incluyen el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial, el blockchain, entre otras – permiten encarar una refundación de la empresa tradicional a partir de la generación de nuevos modelos de negocio.

La digitalización no solo ha permitido una mejora de la competitividad y productividad de las empresas por a adopción de estas tecnologías sino que ha permitido la aparición de nuevos mercados.

La situación actual en América Latina 

La estructura productiva latinoamericana está avanzando en términos de la adopción de tecnologías digitales correspondientes al primer y segundo ciclos innovadores descritos anteriormente. De acuerdo a un estudio reciente[4], 94% de los establecimientos colombianos usan computadoras, 96% usan Internet, y 55% tienen una pagina web. Sin embargo, esta adopción masiva, no se traduce necesariamente en la asimilación de tecnología en procesos productivos. Por ejemplo, en el mismo país, solo 37% de las unidades productivas emiten ordenes de compra de insumos, y 28% entregan productos en línea. Si bien esta asimilación rezagada en procesos productivos es baja, los índices indican un progreso sostenido en los últimos tres años.

La incorporación de tecnologías digitales avanzadas está comenzando. En el  caso colombiano – único país latinoamericano con estadísticas confiables –, el 0.5% de establecimientos manufactureros han adoptado sistemas robóticos,  y 3.0% han incorporado impresión 3D a sus procesos productivos. Es decir, si asimilamos la cuarta revolución industrial a la adopción de tecnologías avanzadas en la refundación de modelos productivos, podemos concluir que la región está empezando a transitar este camino. 

Una estrategia de cambio del modelo productivo: un factor ineludible para acelerar la cuarta revolución industrial en América Latina

El análisis de la experiencia latinoamericana demuestra que ciertos países están avanzando en una estrategia de cambio del modelo productivo. México ya está implementando gradualmente elementos de una Industria 4.0, Brasil posee una estrategia de Internet de las Cosas, y Colombia ha creado dentro del Ministerio TIC un Viceministerio de Economía Digital enfocado en la transformación del modelo productivo. Aún así el nivel de coordinación es todavía limitado y se hace necesaria una mayor coordinación que permita que permita hacer un análisis detallado para entender donde están los cuellos de botella de la transformación digital[5] 

La necesidad de colaboración publico-privada

 El segundo punto a considerar si se quiere acelerar este proceso de transformación digital es la necesidad de adentrarse en la colaboración multi-sectorial: gobierno, sector privado y academia. El sector privado (especialmente la gran empresa aunque también algunas pymes innovadoras) saben lo que significa encarar la transformación digital. El estado tiene acceso a recursos e infraestructura para encarar iniciativas de apoyo a Pymes, y el sector académico posee la capacidad de llevar adelante investigación en apoyo al proceso transformador en el marco de nuestras realidades especificas.

Si bien ya existen algunas experiencias en este sentido en la región, como lo son los esfuerzos desplegados por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, el Ministerio de la Producción, y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial en Argentina, o los Centros de Innovación Industrial impulsados por la Secretaria de Economía en México, o los Centros de Transformación Digital en Colombia, el problema es la falta de masa crítica de estos esfuerzos. Ya hemos mencionado arriba, la dimensión del sector pymes en América Latina. Si no elevamos el nivel de inversión en este esfuerzo, no podremos alcanzar un grado de impacto significativo.

El desafío implícito en la cuarta revolución industrial para América Latina es claro. Para encararlo es necesaria la definición de políticas publicas y estrategias unificadas, impulsadas como políticas de Estado que trasciendan los ciclos electorales. Esto debe ser combinado con un mayor esfuerzo de inversión para alcanzar a la pequeña y mediana empresa. La colaboración multi-sectorial en este sentido es crítica.

En este enlace puedes leer más sobre el desafío implícito en la cuarta revolución industrial para América Latina.

Dr. Raúl L. Katz (PhD, Administración y Ciencias Políticas; MS, Tecnología y Política de Comunicaciones, MIT – EE.UU.; Maestría, Comunicaciones, Universidad de Paris – Sorbona) es Director de Estudios de Estrategia Corporativa en el Columbia Institute for Tele-Information (Universidad de Columbia), y Profesor en la Universidad de San Andrés (Argentina). Asimismo, es Presidente de Telecom Advisory Services, LLC (www.teleadvs.com). Previamente trabajó durante veinte años en Booz Allen Hamilton, donde se desempeñó como Líder de la Práctica de Telecomunicaciones en América del Norte y América Latina y miembro del equipo de dirección de la firma.

 

[1] Fuente: Banco Mundial

[2] Katz, R. (2018). La digitalización: una clave para el futuro crecimiento de la productividad en América Latina. Centro de Estudios de telecomunicaciones en América Latina.

[3] Katz, R. (2017). Social and Economic Impact of Digital Transformation on the economy. Global Symposium of Regulators Discussion paper. International Telecommunications Union.

[4] Katz, R.; Duarte, M-C; Callorda, F.; Duran, D.; Meisl, C. (2018). Informe Anual de la Economía Digital en Colombia. Bogotá: Ministerio de Tecnologías de Información y Comunicación y Cámara de Comercio de Bogotá.

[5] En este caso, es importante mencionar los esfuerzos de la Comisión Económica de América Latina y el Caribe para asistir en el desarrollo de una base empírica que ayude a definir políticas publicas en este terreno.

 

La nueva fabricación inteligente

7 septiembre, 2018 | Tecnologías habilitadoras, Todo CIC4.0 | , ,

Presente ya en muchos productos y servicios que adquirimos, la Inteligencia Artificial sigue madurando en el ámbito de la fabricación industrial y es una de las principales tendencias en el desarrollo de soluciones tecnológicas para empresas. Sin duda, su implementación promete grandes beneficios en productividad y será uno de los factores que determinen a medio plazo el futuro de las empresas industriales. Por ejemplo, en Accenture estimamos que el impulso de la Inteligencia Artificial en ingeniería mecánica y en la construcción de plantas industriales puede suponer hasta un 39% más de rentabilidad en las ventas para 2035. De esta manera, la IA no solo produce grandes beneficios, sino que, además, también permite un mayor crecimiento.

A través de algoritmos, la IA puede acelerar los procesos y hacerlos mucho más accesibles. Se está produciendo una imparable evolución hacia un nuevo modelo orientado a la transformación digital de muchos de los procesos, procedimientos y formas de trabajar. Pero la IA es mucho más. Usada correctamente, esta tecnología puede abrir a las compañías a nuevas formas de entender los datos para desarrollar nuevos y mejorados productos industriales que supongan un valor añadido.

¿Y qué beneficios puede suponer exactamente la implementación de la Inteligencia Artificial? Desde Accenture, hemos identificado tres argumentos lo suficientemente sólidos como para que los fabricantes decidan dar el paso definitivo hacia su implementación: una utilización de los datos más inteligente, un trabajo más inteligente y la creación de mejores productos, también inteligentes. Un caso muy común son los sistemas de IA que ayudan a los empleados: en muchas fábricas ya están en funcionamiento los llamados cobots, que trabajan codo con codo con los humanos y pueden aprender operaciones manuales simples. Como no necesitan trabajo de programación, son mucho más flexibles. Y, aunque no suene tan atractivo como los robots, éstos pueden transformar los datos de manera que la toma de decisiones sea mucho más fácil y, además, se pueda mejorar la utilidad del producto, pues permite conocer los hábitos y preferencias de los usuarios.

En definitiva, la IA está lista para la industria y ha llegado para quedarse. Los primeros resultados obtenidos por los pioneros en implementarla han demostrado que los fabricantes pueden obtener un valor significativo mediante el uso de los datos, el machine learning y otras técnicas asociadas a esta tecnología. Aunque todavía hay tiempo, a pesar de la rapidez con que se producen los procesos, éstos han dejado muy claro que la velocidad de adaptación a las nuevas tendencias es clave para el éxito. Cuanto antes se empiece, mayores podrán ser los beneficios.

Carlos Gallego es managing director Accenture y responsable de Industria X.0

Gestión Energética 4.0 en agroalimentación: transformación cárnica

6 septiembre, 2018 | Aplicación a sectores industriales, Todo CIC4.0 | , , , , ,

Estudios macroeconómicos del sector agroalimentario destacan como una megatendencia actual y futura la escasez de recursos y el cambio climático. Este sector, por sus características estructurales y su creciente exposición a los mercados exteriores, tiene que adaptarse a este reto y mejorar su competitividad, cumpliendo con los estándares de sostenibilidad exigidos por los mercados destino, y disminuyendo a la vez sus costes de producción.

Adicionalmente, el proyecto europeo GREENFOODS concluye que el subsector de la carne es el sector más importante de esta industria por su volumen de negocio. Además, la carne y los productos cárnicos tienen el mayor impacto ambiental de todos los productos en el área de la alimentación y las bebidas de consumo en la UE. En las plantas cárnicas, los costes de energía representan el cuarto mayor coste (después de las materias primas, la gestión de residuos y el trabajo). Lo más relevante de la demanda eléctrica y térmica son la refrigeración y las calderas de vapor. (Tabla 1)

Tabla 1: Típicos usos de la energía en una planta cárnica

Así pues, se ha detectado que el coste de la energía es uno de los más influyentes en el reparto de la estructura de costes Por tanto, reducir los consumos y la consiguiente facturación energética, repercute directamente en ahorro económico y mejora de la competitividad.

Así mismo, destacar que las instalaciones industriales auxiliares o “facilities”, que son los sistemas adjuntos al proceso productivo principal, sin los que la producción no puede llevarse a cabo (aire comprimido, clima, agua de proceso, instalación eléctrica de distribución, iluminación, HVAC…) tienen un consumo energético mayor del 90% del total en el sector de transformación cárnica.

Por consiguiente, la correcta gestión energética y la reducción de costes en este ámbito tiene un gran impacto en la cuenta de resultados de las industrias agroalimentarias y, en particular, del sector de transformación cárnica. A través de la evolución tecnológica de lo que denominamos industria conectada 4.0, esta casuística es idónea para obtener resultados positivos.

EXPERIENCIAS OBTENIDAS EN LA MIGRACIÓN A INDUSTRIA 4.0 EN EL SECTOR CARNICO

A continuación se presentan resultados de un proyecto de I+D+I realizado de en una empresa cárnica estándar, en el marco de proyectos de las Agrupaciones de Empresas Innovadoras del Ministerio de Industria.

 Los trabajos tanto de eficiencia energética como de digitalización, para la migración a Industria 4.0 se han realizado en paralelo, en un entorno industrial del subsector de transformación de la carne. Esto se debe fundamentalmente, a que la digitalización requiere partir de una situación inicial eficiente y controlada, tanto a nivel de equipamientos como a nivel de gestión.

Por ello, se realiza un estudio energético integral a partir del cual se detectan las ineficiencias existentes en sus procesos y se proponen una serie de soluciones para aumentar los rendimientos energéticos. Se detectan ahorros tanto por sustitución de equipos como por gestión del funcionamiento de los mismos entorno al 40% del total.

Dentro del capítulo de los ahorros, aquellos encaminados a la gestión de las facilities, es en los que migrar los sistemas existentes a INDUSTRIA 4.0 es más eficaz, observándose que esta situación supuso un ahorro de un 15% en su coste de energía anual.

La migración consiste básicamente en dotar a las “facilities” de sistemas de gestión con  inteligencia para poder funcionar de manera eficiente y autónoma. Esta capacidad de decisión, estaría basada en toda la información que le llega al sistema implementado mediante: sensorización, transmisión de datos, big data con su correspondiente tratamiento y algoritmos y actuadores resultado de las salidas de la plataforma central

Ángela Laguna es Coordinadora de la Factoría industrial de Vicalvaro del Ayuntamiento de Madrid, CEO VEA Global

Linkedin: Angela Laguna, VEA

Twitter: @AngelaLagunaALA

 

Links de referencia:

www.industriaconectada40.gob.es

www.idae.es/ayudas-y-financiacion

http://www.mincotur.gob.es/Publicaciones/Publicacionesperiodicas/EconomiaIndustrial/RevistaEconomiaIndustrial/406/SEGUNDA%20NOTA.pdf

 

 

 

 

 

 

Analítica Avanzada para la Industria 4.0

3 septiembre, 2018 | Aplicación a sectores industriales, Tecnologías habilitadoras, Todo CIC4.0 | , , , , ,

Dentro de las aplicaciones englobadas en la Industria 4.0, la Analítica Avanzada es una de las que más recorrido, aplicación e impacto tiene a corto plazo. Gracias a la disponibilidad de información en toda la cadena de valor, al aumento de las capacidades de almacenamiento y a las nuevas posibilidades de análisis y el procesado de datos; hoy en día surgen múltiples aplicaciones de la analítica avanzada que pueden generar grandes impactos en los procesos industriales.

Las aplicaciones de analítica avanzada se pueden clasificar en: analítica descriptiva, analítica predictiva y analítica prescriptiva. En las Smart Industry en Minsait, además, distinguimos la OPTIMIZACIÓN como ámbito adicional objetivo, por las oportunidades que ofrece y la propia entidad dentro de la industria (p.ej.: optimización de diseño de productos, optimización de la planificación, mantenimiento predictivo, etc.).

La necesidad de analítica avanzada en la industria es evidente y hoy es posible determinar que las soluciones de analítica avanzada con mayor proyección dentro de cada sector son:

  • Industria Química (y Energía): mantenimiento y calidad predictiva, identificación de anomalías y optimización de procesos.
  • Farmacéuticas / Biotecnología: calidad predictiva y optimización de procesos.
  • Automoción (proveedores): visualización y control de producción, planificadores avanzados y optimización de procesos.
  • Alimentación y Bebidas: visualización y control de producción, mantenimiento y calidad predictiva.
  • Metalúrgicas: visualización y control de producción, mantenimiento y calidad predictiva.

Algunos sectores son más propensos a adoptar estas soluciones a gran escala y a corto plazo. Es el caso de las industrias de Automoción, Química y Farmacéutica o Biotecnológica, en las que existen áreas críticas y procesos de negocio que pueden obtener grandes mejoras con soluciones de analítica.

Es un momento de gran oportunidad para aliados como Minsait, que cuenta con productos propios y amplias capacidades, consultoría tecnológica y estratégica por medio de equipos punteros multidisciplinares. A ello se suman características concretas que aportan mayor valor en este ámbito:

  • Disponibilidad de una plataforma IoT propia (Sofia2) sobre la que implementar las soluciones conectando el mundo físico y el mundo digital.
  • Capacidad para desarrollar estrategias de datos especializadas para cada tipo de negocio y sector.
  • Enfoque experto en ciberseguridad para el tratamiento de datos in-Cloud.
  • Soluciones diferenciales de Industria 4.0 con aplicaciones concretas capaces de escalar fácilmente a distintos sectores industriales en poco tiempo.
  • Política de ecosistema abierto de socios, que fomenta la colaboración con los mejores expertos externos en cada materia y que permite aumentar la velocidad y calidad de las soluciones.

Gran parte de estas capacidades, por ejemplo, se han puesto en práctica a la hora de desarrollar soluciones de vanguardia, como el Secuenciador 360º, que permite integrar diferentes tipos de algoritmos (como el de recocido simulado, perteneciente a la meta-heurística de trayectorias) para generar planificaciones de la producción que cumplen con el plan y que optimizan todos los costes relacionados. Implementado ya en un cliente de referencia en el sector de la automoción, esta herramienta de Minsait permite optimizar de manera dinámica la secuencia de programación de la sección de inyección metálica, considerando todas las restricciones (entrega de producto, fechas, cambios de molde…) y costes (mano de obra, energía, desperdicios…), disminuyendo ocho veces el tiempo de programación y generando ahorros cercanos al 10%.

Sólo es una muestra de todo lo que la analítica avanzada puede generar en el ámbito de la Industria 4.0. Las previsiones van mucho más allá y apuntan hacia mejoras profundas en los parámetros de eficiencia y rentabilidad a partir de la utilización del dato como elemento clave para su transformación.

Links

https://www.minsait.com/es/whats-new/insights/analitica-avanzada-para-la-industria-40

https://www.minsait.com/es/whats-new/insights/cinco-soluciones-digitales-que-marcaran-la-transformacion-de-la-industria-40

https://www.minsait.com/es/whats-new/insights/una-imagen-vale-mas-que-mil-palabras

https://www.mckinsey.com/~/media/McKinsey/Business%20Functions/McKinsey%20Analytics/Our%20Insights/The%20age%20of%20analytics%20Competing%20in%20a%20data%20driven%20world/MGI-The-Age-of-Analytics-Full-report.ashx

Javier Hervás. Consultor de Industria 4.0 en Minsait

www.linkedin.com/in/javier-hervás-sienes

 

inductria conectada en una ciudad

América Latina: Industria 4.0, una oportunidad de crecimiento

30 agosto, 2018 | Internacional, Todo CIC4.0 | , , , , , , , ,

Las empresas latinoamericanas cuentan con la oportunidad de aprovechar las posibilidades que internet y la digitalización brindan para evolucionar y crecer. Para que realmente se produzca este cambio en el modelo productivo de creación de valor basado en internet es necesaria la colaboración de todos los agentes implicados. El desafío es considerable.

READ MORE
Trabajadores en una fabrica del grupo Siro

Ciberseguridad: ¿Barrera o facilitador en la Transformación Digital?

30 agosto, 2018 | Aplicación a sectores industriales, Todo CIC4.0 | , , , , , , ,

Cuando pensamos en Ciberseguridad, o en Seguridad de la Información lo hacemos en barreras, en reglas que nos impiden hacer algo, en el Antivirus, en el Firewall, en el “NO”, en los compañeros que nos obligan a poner contraseñas a todo, en el “policía” que siempre está vigilando para sacarnos los colores y decir que “no se puede hacer”.

READ MORE
Zona monataje robots fabrica de Coches

Gestión de la transformación digital en las fábricas de SEAT

30 agosto, 2018 | Aplicación a sectores industriales, Todo CIC4.0 | , , , , ,

Cuando surge el tema de la innovación en una conversación, la mayoría tendemos a pensar que la tecnología es su principal fuerza motriz. Sin embargo, en SEAT, comparamos la tecnología con una piel de naranja: es lo primero que ves y tocas, pero lo importante está en su interior: las personas. Las personas se priorizan en las iniciativas de innovación de la compañía

READ MORE
Operarios realizando controles en una fábrica

Interfaces normalizadas para impulsar la Industria 4.0

30 agosto, 2018 | Tecnologías habilitadoras, Todo CIC4.0 | , , , , ,

Para poder exprimir al máximo las posibilidades que ofrece la Industria 4.0, es necesario un flujo continuo de información a través de las capas organizativas de la empresa, del proceso de fabricación y a lo largo del ciclo de vida del producto.

Este flujo de información debe hacerse necesariamente a través de interfaces normalizadas, que permitan una interoperabilidad total entre los distintos sistemas que deben interactuar. En este sentido, y como reconocimiento al papel fundamental que desempeñan las normas-o estándares- en este ámbito, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo creó, en el marco de su Iniciativa Industria Conectada 4.0 (http://www.industriaconectada40.gob.es), el Grupo de Trabajo de Estandarización, coordinado técnicamente por la Asociación Española de Normalización, UNE, en colaboración con la Corporación Mondragón.

El objetivo de este grupo es ayudar a la industria española a cubrir sus necesidades de estandarización e impulsar su participación en los organismos internacionales de normalización, y está abierto a la participación de todas las partes interesadas.

Por ejemplo, los estándares necesarios para garantizar la conectividad, tanto en el ámbito de gestión empresarial como en el de planta de fabricación, se desarrollan en los comités IEC/TC 65 Medición, control y automatización de procesos industriales e ISO/TC 184 Sistemas de automatización e integración. Nuevas tecnologías de fabricación. Buena parte de la flexibilidad que se exigirá a los nuevos procesos de fabricación se debe a la incorporación de nuevas tecnologías, que permitirán pasar de un modelo de producción de grandes lotes de productos iguales a pequeños lotes de productos personalizados; o incluso a la fabricación de productos individuales a un precio competitivo. La robótica experimentará un gran impulso, con robots con nuevas capacidades que interactúen con su entorno, con el propio producto fabricado y, por qué no, con las personas, siempre que se pueda garantizar su seguridad, por supuesto.

El comité ISO/TC 299 Robots y dispositivos robóticos elabora los estándares utilizados en los robots de manipulación controlados automáticamente, y es el responsable de la serie de Normas ISO 10218 Requisitos de seguridad para robots industriales y de la Especificación Técnica ISO/TS 15066:2016 Robots colaborativos. Por su parte, en el campo de la fabricación aditiva o impresión 3D, el Comité ISO/TC 261 Fabricación aditiva elabora los estándares fundamentales que permitirán el despegue de esta nueva tecnología, entre ellos la Norma ISO/ASTM 52915:2016 Especificación del formato de archivo para fabricación aditiva (AMF), elaborada en colaboración con ASTM, que especifica el formato de intercambio de datos entre los programas de diseño asistido por ordenador y los equipos de fabricación aditiva. Mientras, para la tecnología emergente de la electrónica impresa el IEC/TC 119 estádesarrollando los estándares que permitirán su despegue.

Estos son sólo algunos ejemplos de campos en los que la estandarización se está acelerando para dar respuesta a las nuevas necesidades de la industria. Para las pymes es importante que las soluciones que utilicen se basen en estándares, para proporcionarles independencia de proveedores, evitar bloqueos tecnológicos y la máxima interoperabilidad con el mundo exterior. Las actividades que se han expuesto anteriormente son sólo las grandes líneas estratégicas en las que se está trabajando en la normalización en el ámbito internacional, pero no son todas. La industria nacional tendrá necesidades específicas, y aquellos sectores industriales en los que España sea líder tienen la responsabilidad de impulsar el desarrollo de los estándares que necesiten, para poder sumarse cuanto antes a esta nueva revolución.

José Antonio Jiménez es Técnico de Normalización. Servicio Electrotecnia y TIC en Asociación Española de Normalización, UNE

 

Un nuevo ecosistema de ciberseguridad para la industria

13 agosto, 2018 | Tecnologías habilitadoras, Todo CIC4.0 | , , , , ,

Miles de empresas de todo el mundo tienen ante sí el reto de la transformación digital. La llamada Industria 4.0 requiere la conjunción de las tecnologías de operación (OT) e Internet de las Cosas (IoT).  La generalización y el uso extensivo de la conectividad móvil, redes sociales, Big Data, etc. ha supuesto un despliegue de las tecnologías conocidas como SMAC (Social-Mobility-Analytics-Cloud) que, junto con el desarrollo de la mencionada Industria 4.0, implica nuevos riesgos y amenazas. Por ello, es fundamental dotar de ciberseguridad a las nuevas tecnologías implicadas en la transformación digital.

La ciberseguridad se podría definir como la seguridad en un mundo digital-virtual para prevenir los ciberataques cuyo origen está en nuevas amenazas y riesgos ya sea en entornos de gestión empresarial (SMAC) o en entornos industriales (OT).

READ MORE
Industria Conectada 4.0

Industria Conectada 4.0: un nuevo impulso

9 agosto, 2018 | Industria Conectada 4.0, Todo CIC4.0 | , , , , , , , , ,

Hace ya casi tres años que España presentó la Estrategia Nacional Industria Conectada 4.0, con el objetivo compartido por todos de impulsar la transformación digital de nuestra industria para que pueda abordar, con garantías de éxito, los retos que supone el nuevo paradigma de la Industria 4.0, tanto desde el punto de vista de la competitividad e internacionalización de nuestras empresas, como desde el punto de vista social, con la deseada generación de empleo de calidad que favorezca el crecimiento sostenible de nuestra sociedad.

READ MORE