<AEC_Necesita_Ayuda/>

¿Qué estás buscando?

<Good_things_happen/> Welcome to Conference
>Post etiquetados "Activa Industria 4.0"

Hace ya casi tres años que España presentó la Estrategia Nacional Industria Conectada 4.0, con el objetivo compartido por todos de impulsar la transformación digital de nuestra industria para que pueda abordar, con garantías de éxito, los retos que supone el nuevo paradigma de la Industria 4.0, tanto desde el punto de vista de la competitividad e internacionalización de nuestras empresas, como desde el punto de vista social, con la deseada generación de empleo de calidad que favorezca el crecimiento

Como Ministra de Industria, Comercio y Turismo es para mí un placer poder dirigirme a todos vosotros a través de este medio para animaros a participar en el II Congreso de la Industria Conectada 4.0 que se celebrará el próximo 26 de septiembre en Madrid. Para este Gobierno del que formo parte, la transformación tecnológica constituye una prioridad y una de las principales palancas para mejorar el crecimiento y competitividad de la economía española. Esta nueva Industria 4.0 ofrece grandes oportunidades

Conscientes de la importancia y trascendencia de la transformación digital para nuestra industria, desde 2015, la Secretaría General de Industria y de la PYME desarrolla el contenido de su estrategia de Industria Conectada 4.0. Una estrategia que resultó de un proceso participativo, en el que el sector público y privado, no sólo analizaron los retos de la industria ante esta cuarta revolución industrial, sino que avanzaron el contenido de la estrategia que ha de acompañar la transformación de la empresa industrial

La digitalización supone, sin género de duda, una gran oportunidad para la industria europea y la española. Ofrece la posibilidad de incrementar la productividad y la competitividad de nuestras empresas, generando mayores tasas de crecimiento y de creación de empleo en nuestra economía. La principal diferencia de esta cuarta revolución industrial frente a revoluciones anteriores radica en que las anteriores revoluciones introducían mayores o menores mejoras en los procesos productivos a lo largo de la cadena de valor.