<AEC_Necesita_Ayuda/>

¿Qué estás buscando?

<Good_things_happen/> Welcome to Conference
>Post etiquetados "IoT"

Proyectar el futuro que queremos es el primer paso para construir ese futuro. No es un ejercicio de imaginación ni de simple elucubración, sino de visualización y, sobre todo, de decisión. Ha llegado el momento de decidir cómo queremos que sea nuestra industria en el futuro. En un informe del año 2013, una gran multinacional tecnológica se atreve a imaginar cómo serán las fábricas en Europa en el año 2060. Proyectaban un sector industrial con plantas subterráneas ultraeficientes, robots biónicos y

Si Industria 4.0 fuera una asignatura, España obtendría en estos momentos un aprobado alto, o quizá un notable. Progresamos adecuadamente en la modernización de nuestras industrias productivas. Comenzamos a ver los frutos de los esfuerzos, durante años, de la administración pública, las inversiones privadas, el liderazgo de algunas empresas, el talento residente y de aquellas asociaciones empresariales que evangelizan y dinamizan el entorno con un gran impacto positivo. Desde una óptica tecnológica, cuatro tecnologías emergentes -la inteligencia artificial, el Internet de las

Nuestra sociedad ha vivido varios momentos a lo largo de la historia en los que la aplicación de una tecnología ha supuesto un cambio radical en la forma de producir, de tal modo que ha llegado a transformar totalmente la calidad de vida de las sociedades. En las tres primeras revoluciones industriales, las tecnologías (vapor, electricidad y transistores) impactaron la capacidad productiva reduciendo las limitaciones de la fuerza y la automatización. Y potenciando en gran medida la capacidad manual del ser humano. La cuarta revolución industrial se diferencia de

El futuro de la Industria 4.0 está ligado a Internet de las cosas (IoT) y pasa por la apuesta decidida por la innovación como pieza clave para competir en un mercado global La globalización presenta multitud de oportunidades y retos, especialmente para la industria. En la Unión Europea y en un mundo cada vez más interconectado, el sector industrial español tiene la posibilidad de alcanzar un mercado internacional y la obligación de competir en un entorno global. En los últimos años nuestra

Nunca habíamos podido imaginar lo que nuestras vidas (personales y profesionales) iban a cambiar gracias a la tecnología. Con la automatización de las máquinas, ahora tenemos más tiempo para dedicarnos a lo que de verdad nos importa, algo impensable unas décadas atrás, hasta que llegó la cuarta revolución industrial e Internet de las Cosas. Un movimiento que nos permite ir más allá, mucho más de lo que nunca imaginamos, y que nos ayuda a simplificar nuestro día a día. Pero, ¿qué

A pesar de que todavía hay cerca de 4.000 millones de personas (más de la mitad del planeta) sin acceso a la Red, la velocidad con la que avanzan el Internet de las cosas (IoT) genera grandes retos y el más urgente es el análisis inteligente de datos. Y es que el cambio es el elemento principal de la cuarta revolución industrial. Si la primera revolución, asociada a la máquina de vapor y el desarrollo del ferrocarril, tardó 120 años en llegar a todo el