Conectividad

El vehículo conectado propulsado por hidrógeno

21 octubre, 2019 | Aplicación a sectores industriales | , , ,

Hyundai demuestra que el hidrógeno es uno de los pilares de desarrollo del automóvil, pues compatibiliza ecología e independencia energética.

KEEP READING

Bueno, rápido y personalizado

12 noviembre, 2018 | Aplicación a sectores industriales, Pymes industriales | , , , , ,

Por todas partes se oye hablar de industria 4.0 pero resultaría más correcto llamarla economía conectada, economía digital o industria conectada y es fundamental entender que cada empresa tiene que crear su propio universo digital visualizando y partiendo de su propia casuística y sus necesidades y problemáticas.

Esta adaptación digital permitirá poder interconectarse a nivel interno y externo, tanto en la producción como en la gestión o en la economía de empresa. Precisamente el elemento disruptivo fundamental es que la tecnología posibilita esa interconexión digital.

Las metodologías, tecnologías y herramientas deben ser fácilmente reconocibles, con aplicaciones sencillas y fáciles de incluir en el funcionamiento de la empresa. No se pueden asumir sistemas y actuaciones que paralicen completamente la empresa. Además es necesario planificar una adaptación por etapas para poder digerir y explotar los nuevos funcionamientos.

Pero  ¿por qué es tan importante estar alineado con la economía conectada?

Uno de los paradigmas que lo cambia todo es el cliente, que se convierte en protagonista principal y ahora exige:

  • Una mejor relación precio/calidad
  • Quiere que el producto esté hecho expresamente a su gusto o que el servicio se lo presten como si fuera el único protagonista. Es decir, la personalización es definitiva y como consecuencia la flexibilidad en la fabricación de productos o la prestación de servicios.
  • Rapidez: El producto y/o servicio debe suministrarse inmediatamente. Hasta ahora el grande se comía al pequeño pero ahora es el rápido el que se come al lento.

De cara a la empresa, cuyo objetivo central es obtener beneficios, la implantación de la industria 4.0 le permite ser una empresa más competitiva, pudiendo ofrecer productos/servicios con mayor valor añadido, aportando mas calidad, seguridad y garantías y ampliando su oferta de productos/servicios. En un horizonte futuro, todo producto sometido a la suficiente presión digital, pasará a ser un servicio.

Cuando se conectan todos los elementos de un sistema digital, obtenemos modelos de negocio de tipo red neuronal, de forma que todos los elementos nos permiten situarnos en un fenómeno holístico, de manera que pueden obtenerse nuevos productos, calidades y sistemas de funcionamiento diferente y que suponen mayor valor añadido.

Por tanto, la 4ª revolución industrial NO es una Evolución SINO una Revolución.

Está basada en la conectividad y como soporte utiliza la digitalización que hace que todo esté conectado, utilizando, entre otros elementos, las tecnologías habilitadoras.

Todo ello genera gran agilidad para conectar y colaborar con proveedores, clientes y con el entorno que rodea a la producción, gestión y organización, sin olvidar por supuesto, la importancia de la seguridad física y cibernética.

Reflexiones para su implantación

Debe existir una labor pedagógica en la empresa, hacer que sea una implantación aceptada por todos y sostenible. Un Plan Estratégico.

Hay que presentar y conocer casos reales de éxito.

Debe haber una discriminación de la información según los niveles de responsabilidad en la empresa, pero al final todos los empleados y dirección estarán coordinados para que todo fluya.

Es necesaria una identificación, conocimiento y aplicabilidad particularizada de las tecnologías habilitadoras

Dificultades a vencer:

 

  • Importante coste económico y coste personal
  • Actualmente trabajamos de forma sistemática y lineal y debemos cambiar a un funcionamiento transversal.
  • Dificultad en la gestión del talento por el poco personal cualificado y la alta rotación.
  • Aparición de nuevos agentes competitivos, empresas que empiezan a competir en campos ajenos a los suyos propios y se convierten en líderes con una visión distinta a la estándar.
  • El acceso a estas tecnologías no puede comprarse en el mercado porque requiere estar completamente adaptado a cada empresa con su casuística particular.
  • Aparece la nueva figura del vigilante tecnológico.
  • La dirección de la empresa se tiene que adaptar a la nueva situación y liderar el cambio.
  • Es importante una visión global aunque se implementen las tecnologías habilitadoras de forma secuencial.

La Industria 4.0, la economía conectada, ya está aquí. Y la empresa que no se adapte tendrá serios problemas de subsistencia.

Puedes leer este post ampliando en el siguiente enlace. 

Miguel Iriberri Vega es presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales CGCOII; director gerente de CONTEC Ingeniería – Arquitectura

LinkedIn

Twitter CGCOII

 

KEEP READING

¿Cómo podemos impulsar la industria 4.0 en España?

26 septiembre, 2018 | Industria Conectada 4.0, Todo CIC4.0 | , , , , ,

Los nuevos desarrollos tecnológicos, la hiperconectividad y la globalización están planteando importantes retos y oportunidades a nuestra economía. Ya estamos en la cuarta revolución industrial y en Telefónica queremos contribuir a este proceso desde la perspectiva y el conocimiento que supone ser el operador líder de servicios de conectividad y soluciones digitales de este país. Un país que lidera el despliegue de fibra en Europa y nos sitúa en una posición privilegiada para la futura evolución del 5G.

Por eso, apostamos decididamente por la industria conectada 4.0. Porque creemos que si España se implica de forma decidida y desde todos los puntos de vista en impulsar la digitalización, tendremos una ocasión única para crecer, generar empleo y reposicionarnos en el panorama mundial como líderes. Pero para lograrlo es necesario que todos los que tenemos alguna responsabilidad en estos temas, diseñemos y ejecutemos un “plan de digitalización” con 5 pilares básicos:

  • Conectividad excelente gracias a la implantación de Redes y conectividad de última generación que soporte el incremento de tráfico de datos previsto.
  • El desarrollo y adopción de servicios digitales.
  • El impulso de la educación digital.
  • La apuesta por el emprendimiento y la innovación.
  • Garantizar la ‘confianza digital’ en base a la seguridad, privacidad y transparencia de los datos de los clientes.

El aspecto más relevante de todo lo anteriormente mencionado es la conectividad, ya que sobre él descansan el resto de las premisas.

El desarrollo de infraestructuras basadas en redes de nueva generación es clave para soportar el incremento exponencial de tráfico de datos previsto. En Europa, España lidera el despliegue de redes de nueva generación.  Y esto se ha conseguido en gran medida gracias al compromiso inversor de la compañía, y a las fuertes inversiones en Fibra y LTE. Complicada decisión que se asumió hace unos años y en plena recesión económica. Esta inversión sostenida en el tiempo ha contribuido a que Telefónica sea la empresa con mayor penetración de banda ancha y mayor número de clientes que disponen de fibra en el hogar, por encima del conjunto de usuarios conectados en Francia, Italia, Alemania y Reino Unido. Y ello, a pesar de ser países con una mayor población y renta per cápita.

En el futuro, queremos seguir creciendo y evolucionando las redes fijas y móviles para asegurar una buena conectividad y contribuir así a evitar la llamada brecha digital.

El desarrollo y adopción de servicios digitales es clave. En Telefónica queremos acercar la tecnología a los hogares y facilitar la vida a las personas. Por eso, fuimos los primeros en lanzar ‘Fusión’, una oferta integrada de comunicaciones, conectividad y entretenimiento.

También estamos impulsando el mercado de la televisión en España, incorporando a la oferta audiovisual contenidos exclusivos y una funcionalidad que aporta una experiencia de usuario diferencial, que está haciendo crecer un mercado que estaba estancado. Además, hemos apostado por acercar la tecnología a las empresas, convirtiéndonos en el socio principal de las Grandes Empresas y Administraciones, mientras que nos apuntamos al reto de animar a las pymes a subirse al tren de la digitalización de las pymes y acercarlas a la nube para que mejoren su productividad y competitividad.

En cuanto a la educación digital, queremos fomentar su implantación como punto de partida para contribuir a la igualdad de oportunidades, favoreciendo el talento y el empleo de nuevas profesiones digitales en España.  Apoyamos la transformación del sistema educativo para llevar la tecnología a todas las fases de aprendizaje, desde la fase escolar a la formación en la empresa.

Es fundamental incentivar el emprendimiento. Desde Telefónica apoyamos a los emprendedores y apostamos por la innovación abierta como el motor del empleo y de la creación de empresas.

Para ello fomentamos ecosistemas de I+D  tecnológicos internos y externos a través de herramientas como los hubs de Wayra.

Y, por último, hay que tener en cuenta la ‘Confianza Digital’, en la que la seguridad, privacidad y transparencia de los datos será cada vez más importante. Aunque empezamos a estar familiarizados con conceptos como la ciberseguridad y hemos visto el impacto que tiene en la reputación de las empresas y los gobiernos incidentes en esta materia, la coordinación y colaboración público-privada para asegurar el buen funcionamiento de las infraestructuras y servicios críticos va a ser cada vez más relevante.

Como veis tenemos por delante un futuro apasionante y una gran oportunidad para transformar nuestras empresas, nuestra sociedad y nuestros valores. Pero para que sea un éxito, debemos hacerlo entre todos.

Emilio Gayo es presidente Telefónica España.

KEEP READING

¿Cómo de ser una Smart City? Esta es la visión de los más jóvenes

17 septiembre, 2018 | Todo CIC4.0 | , , ,

En el informe publicado por Naciones Unidas en 2017, sobre las perspectivas de población mundial, se asegura que en 2050 el 66% de la población vivirá en las ciudades. Por ello, si se quiere facilitar la vida de los habitantes de las áreas metropolitanas del futuro, resulta urgente empoderar a los ciudadanos en la ruta hacia esta nueva sociedad y en el cambio hacia el modelo de las Smart Cities.

En este contexto, el futuro ciudadano smart debe tener un papel protagonista. Saber gestionar datos e interpretarlos, ampliar sus conocimientos acerca de la ciberseguridad, tener competencias digitales, conocer mecanismos de ahorro de energía o técnicas de reciclaje y estar sensibilizado respecto a la importancia de la movilidad eléctrica, son algunos de los aspectos en los que se espera que se desenvuelva con soltura.

Por otra parte, las ciudades inteligentes se sustentan en tecnología, innovación y conectividad, pero debemos ser conscientes de que las tecnologías digitales no hacen nada por sí solas, sino que es el uso que la gente hace de ellas lo que les da valor. Por eso, y aunque parezca obvio, es necesario incidir: las Smart Cities van a demandar ciudadanos inteligentes y entre ellos también hay que acordarse de incluir a los más jóvenes.

El futuro de las ciudades inteligentes no puede concebirse sin la participación de este público. Los niños y niñas también pueden diseñar ciudades inteligentes, pero siempre teniendo en cuenta que primero deben entender las tecnologías que hay detrás de cada solución. Sólo así, serán capaces de resolver los retos que observan cada día en sus colegios, comunidades, barrios o ciudades. 

Para ello, ya se han comenzado a implementar proyectos en el sistema educativo que familiarizan a los niños y niñas con elementos como la innovación, la creatividad y el uso de nuevas tecnologías. Se trata de promover las orientaciones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), dar valor a aspectos como la cooperación, la colaboración, el trabajo en equipo o el talento y, en definitiva, que sean ellos los que resuelvan las problemáticas de su entorno proporcionando soluciones con las infinitas posibilidades que ofrece la llegada de las nuevas tecnologías.

Proyectos para la ciudad ideados y desarrollados por los más jóvenes

Uno de los ejemplos más interesantes de labor educativa en esta línea es el que realiza Creática, entidad social sin ánimo de lucro que forma parte de la comunidad de innovación de La Nave en Madrid.

Desde 2015, Creática utiliza la tecnología en una doble vertiente: para que los jóvenes en riesgo de exclusión social con los que trabajan recuperen su potencialidad, valores y competencias a partir del aprendizaje de nuevas tecnologías como el Internet de las Cosas o la Impresión 3D; y para que, al mismo tiempo y a partir de esa transformación personal, se produzca un impacto en su entorno y en extensión, en la ciudad.

“Lo que produce valor es que los chavales entiendan la tecnología que hay detrás de las soluciones que observan en su día a día en cualquier rincón de la ciudad o de su barrio, y que después, partir del conocimiento que ellos tienen de sus entornos, sepan aportar las habilidades que han adquirido para resolver esas problemáticas”, explica Carlos Flores, director de Creática.

A través del desarrollo de las capacidades creativas que ofrece esta entidad, los jóvenes son capaces de entender, por ejemplo, que para poder utilizar dispositivos inteligentes hay que tener infraestructuras o una red de comunicación y que, en definitiva, la conectividad es una de las claves que hace más inteligente a la ciudad. “Creemos que ésta es la manera en la que hay que entender la Smart City, de abajo hacia arriba”, añade Carlos.

Uno de los proyectos más paradigmáticos y que mejor expresa el concepto que los más jóvenes tienen de lo que debería ser una ciudad inteligente, es el que realizó al año pasado Creática con sus niños y niñas en los Jardines del Arquitecto Ribera en Madrid. Producto de la iniciativa Tándem París-Madrid, los participantes prepararon una intervención para dotar de inteligencia a las infraestructuras de esta plaza de la capital de España. El experimento se dividió en tres niveles:

Soberanía energética: la primera intención de los niños y niñas que participaron en la ideación del proyecto fue dotar de soberanía energética a la plaza, para lo que convirtieron las infraestructuras de ese lugar en recolectoras de energía eléctrica gracias al uso de paneles fotovoltaicos. Los enchufes públicos que colocaron permitió suministrar de energía a las actividades culturales que se hacen en la propia plaza, pero también generar dinámicas sociales. Hoy en día es muy habitual ver en la plaza a los trabajadores de empresas de reparto que, junto a otras muchas personas, aprovechan para cargar sus dispositivos móviles.

Interactividad: la posibilidad de interactuar con todo lo que hay en la ciudad es otra de las cosas que más interesa a los jóvenes. En este caso, se centraron en poder modular con el teléfono móvil la iluminación de la plaza, y el modo en el que se decidió hacerlo fue mandando mensajes a través de Twitter. Una vez más la importancia de la conectividad cobró especial importancia.

Valor informativo: a imitación de Times Square en Nueva York, diseñaron una marquesina que sirviera de tablón de anuncios virtual para promocionar las diferentes actividades que se desarrollan en la plaza y ofrecer todo tipo de información al ciudadano a través de bots conversacionales.

En definitiva, la preocupación de los más jóvenes se encuentra en desarrollar tecnologías que hagan más agradable la vida del ciudadano y que al mismo tiempo le permita interactuar con la propia ciudad, creando una simbiosis entre personas y tecnologías.

Otros proyectos de Creática, que muestran por dónde van los intereses de los más jóvenes, se centran en generar espacios seguros en sus comunidades, desarrollar dispositivos para medir la polución y los niveles de ruido -incluso ya poseen prototipos para la absorción de CO2-, y en general, buscar soluciones tecnológicas sostenibles en torno a las energías verdes y el reciclaje.

Firmado: La Nave, el espacio de innovación urbana del Ayuntamiento de Madrid

KEEP READING

América Latina: Industria 4.0, una oportunidad de crecimiento

30 agosto, 2018 | Internacional, Todo CIC4.0 | , , , , , , , ,

Las empresas latinoamericanas cuentan con la oportunidad de aprovechar las posibilidades que internet y la digitalización brindan para evolucionar y crecer. Para que realmente se produzca este cambio en el modelo productivo de creación de valor basado en internet es necesaria la colaboración de todos los agentes implicados. El desafío es considerable.

KEEP READING